Lunes, 27 Enero 2020 16:32

Entrevista María Isabel Pereira

María Isabel Pereira, vicepresidenta de la Fundación Autismo en Voz Alta, Venezuela

“El coaching nos ha fortalecido como institución y como seres humanos”

A simple vista nada me diferencia de un niño de mi edad, pero cuando la gente está un poquito más de tiempo conmigo se da cuenta que necesito ayuda para entender el mundo que me rodea. No suelo jugar con los niños de mi edad, les cuesta entender mis rutinas y mis preferencias a la hora de elegir a qué jugar, pero mis papás se encargan de que acepten mi forma de ser y entiendan un poquito más mi forma de relacionarme con el mundo. Me gusta jugar con la pelota, ver a mi hermano y a mi primo montar en bicicleta y sobre todo me gusta muchísimo la música”.

                                                                                                                                                                                                         Me llamo Pau, tengo autismo y soy un campeón

Este texto escrito por María José Moreno para el concurso Cuéntame el Autismo (Federación Autismo Madrid), refleja lo que en 1997 llevó a la sicóloga María Isabel Pereira a crear, en Caracas, el Centro de Entrenamiento para la Integración y el Aprendizaje (CEPIA), y en 2006 la Fundación Autismo en Voz Alta, ambas centradas en la inclusión social de niños con Trastornos del Espectro Autista (TEA). En esta edición de Icimag conoceremos el quehacer de estas entidades y cómo aplican el coaching en terapias que favorecen la integración de los niños con este diagnóstico, gracias a la asesoría que reciben de manera permanente del grupo METAS, parte de la gran red de instituciones certificadas por HCN World.

¿Por qué nace el programa CEPIA? ¿Frente a alguna necesidad que viste en tu entorno? 

CEPIA surge de la iniciativa de sus fundadoras, ambas psicólogas dedicadas a la atención del autismo, buscando atender una necesidad muy sensible para nuestra población con TEA: el crear espacios donde pudiesen desarrollar habilidades que les permitieran posteriormente integrarse más efectivamente a la escuela regular y a la comunidad. El niño y joven con autismo por lo general no es bien recibido en ambientes educativos tradicionales, ya que no está preparado para desenvolverse adecuadamente en esos espacios y, a su vez, estos centros educativos “receptores” no cuentan con la capacitación necesaria para comprender y atender a alguien con autismo. En CEPIA, preparamos a nuestros alumnos para enfrentar estos retos, a la vez que les brindamos formación profesional de diversos entornos para eliminar progresivamente las barreras que nuestros niños y jóvenes encuentran en su proceso de desarrollo.     

¿En qué basan su modelo educativo? 

El modelo psicoeducativo CEPIA surge de la investigación activa de un equipo de profesionales que durante más de 15 de años de trabajo meticuloso, nos hemos dedicado a poner a prueba las estrategias reconocidas como mejores prácticas a nivel internacional, adaptándolas a la idiosincrasia y realidad de nuestro país. Este arduo trabajo ha permitido crear una serie de elementos clave diferenciadores, que nos permiten asegurar el impacto en nuestros alumnos y operar eficientemente, como: programa de enseñanza individualizado, integración de las mejores prácticas, mayor cantidad de profesionales por alumno, personal especializado y en constante actualización, énfasis en la medición y seguimiento activo del progreso de los alumnos, preparación para la integración, foco en ser referencia en educación. 

¿Cómo y por qué surge la fundación Autismo en voz alta? 

A los pocos años de la puesta en marcha de CEPIA, nos dimos cuenta de que si queríamos crecer  era necesario crear estructuras más sofisticadas e incorporar en el equipo experticias de diversas áreas. Es por esto que en abril de 2006, un grupo de padres y profesionales de CEPIA creamos  la Fundación Autismo en Voz Alta, con el objeto de apalancar a CEPIA en nuestra misión de  proporcionarle una alternativa educativa integral, de calidad, para personas con trastornos del espectro autista, apoyando así su integración al contexto familiar y social. Como primer logro de la Fundación, en 2010 se inauguró la nueva sede para el Colegio CEPIA, diseñada y construida específicamente para garantizarle la mayor comodidad a nuestra población, ampliando nuestra capacidad de atención. Paralelamente, Autismo en Voz Alta mantiene una búsqueda constante de patrocinadores que permitan asignar becas a familias de escasos recursos y garantizar la sustentabilidad de la organización.  Así mismo, se ocupa de financiar iniciativas de capacitación y especialización de nuestro personal, además de campañas para la sensibilización del autismo, buscando constantemente extender nuestro impacto a cada vez más familias.

¿Cuál es la relación entre autismo y coaching?  

En nuestro caso, nuestra vinculación con el coaching ha sido a través de un programa sistemático de coaching  para nuestro equipo gerencial ofrecido por el grupo METAS en Venezuela. A través de distintas modalidades, como sesiones de coaching individual y grupal, además de grupos focales y talleres, hemos experimentado una profunda  transformación en nuestras prácticas gerenciales. El trabajo que llevamos a cabo en coaching se ha convertido en un espacio para la autoobservación, para la reflexión, factores que han sido claves para el afrontamiento de las crisis y logro de nuestras metas, tanto a nivel personal como organizacional. El coaching nos ha fortalecido como institución y como seres humanos, y eso definitivamente impacta positivamente en las familias con autismo a las que atendemos.

 ¿Cómo lo aplican en la práctica?

Con herramientas como la escucha activa y la observación,  hemos aprendido a ser mucho más sensibles y efectivos en la detección de elementos que nos permitan lograr con efectividad nuestras metas organizacionales y superar exitosamente los obstáculos que como organización y país enfrentamos cada día.

Pensando en esta relación con el coaching, ¿qué desafíos enfrentan en su proyecto, son desafíos diarios, a mediano o largo plazo, cómo los “resuelven"?

Son muchos los desafíos que de manera constante enfrentamos… Además de convivir con una condición tan demandante como enigmática como lo es el autismo, también estamos insertos en una realidad de país que hace las cosas más complejas. La inestabilidad política y económica,  los altos niveles de rotación por la migración de jóvenes profesionales, son amenazas que hemos aprendido a superar, a través del fortalecimiento de habilidades gerenciales como el liderazgo, enfocándonos en metas claras y medibles, en la toma concienzuda de decisiones y, muy especialmente, en el desarrollo de equipos de trabajo altamente competentes.

En el trabajo con personas con autismo, ¿han visto evoluciones más bien positivas al aplicar vuestro modelo?

 Al tener un énfasis en la medición  como uno de nuestros elementos diferenciadores, contamos con indicadores cuantitativos muy favorables, que nos permiten afirmar que efectivamente nuestro programa permite desarrollar destrezas y habilidades en nuestros alumnos, preparándolos para la integración.  Adicionalmente, de manera constante recopilamos testimonios de numerosas familias que se sienten afortunadas y agradecidas por su paso por CEPIA – Autismo en voz alta. ¡Todo esto nos inspira a seguir adelante!

 ¿Sirve el coaching como herramienta para la inserción social?

Definitivamente el coaching puede ser un gran aliado para la inserción social. Si ponemos en práctica herramientas tan poderosas como la escucha activa y la observación, podemos detectar elementos que faciliten la incorporación de nuestros niños, jóvenes y adultos con TEA a la  sociedad. Mientras más observamos y “escuchamos activamente” lo que la persona con autismo intenta comunicar, nos hacemos más sensibles a sus necesidades y podremos crear los espacios para una verdadera inclusión.

Leer 62 times Modificado el Lunes, 27 Enero 2020 16:49