Martes, 12 Septiembre 2017 13:24

MENTORING DE DESARROLLO PARA EL FUTURO ORGANIZACIONAL

Somos testigos de las grandes transformaciones socio económicas y culturales producto de la globalización. Así mismo de los avances tecnológicos y de las nuevas generaciones que surgen con ellos adaptándose a estos procesos globales.

Ya conocemos la naturaleza de la generación X y la generación Y, hoy la generación digital llamada los “Millennials” (nacidos entre 1980 y 2000), nos invita a proyectar nuevas estrategias dentro de las organizaciones. Sin embargo, una nueva generación está por llegar al mundo laboral, va de los 0 a 18 años de edad, son los “Centennials”, quienes han nacido bajo esta cuna tecnológica y cuyo sistema de funcionamiento se basa en la innovación y el pragmatismo.

Con estos nuevos factores importantes sobre la mesa y que estarán presentes en las organizaciones, es hacia donde debiéramos enfocar nuestra mirada: nuevas generaciones e innovación tecnológica.

Sabemos que quienes componen una organización son el activo más importante, son quienes poseen el conocimiento. El conocimiento es el recurso más valioso para cualquier empresa, entonces la gran pregunta a responderse es; ¿cómo transferirlo y compartirlo?

Del conocimiento pasamos al aprendizaje. El aprendizaje se experimentará de acuerdo a los niveles de pensamiento que cada persona tenga frente a la situación que quiera resolver. En la comunicación con otros, nos conectamos con lo que ellos saben, generando más y nuevo aprendizaje. Esta asociación da paso a nuevas interacciones entre personas, impulsando ideas, resolviendo problemas, dando pie a la innovación y a nuevas oportunidades.

El mentoring de desarrollo, es una herramienta que desarrolla al ser. Busca potenciar al mentee mediante preguntas, genera apertura hacia la reflexión y hacia nuevas formas de pensamiento. El mentor, en este caso, actúa como guía en base a su experiencia, comparte conocimientos con el mentee, no le indica qué hacer si no que abre paso a nuevas conexiones y con ello a inexploradas posibilidades para él.

Con un programa de Mentoring en una organización, se puede lograr acelerar el proceso de desarrollo de potencial, por consecuencia, a obtener talento más rápido. También genera vínculos y relaciones valiosas que llevan a un mejor clima organizacional. Uno de los resultados más esperados tiene relación con posibilitar aprendizaje tanto para el mentor como para el mentee, ambos se ven altamente beneficiados.

Con Mentoring podemos retener talento, identificar y desarrollar líderes y por sobre todo, motivación. Por lo tanto, el ingreso de nuevas tecnologías, nuevas generaciones y la imperante innovación, nos lleva a potenciar a nuestros talentos, a desarrollarlos y a prepararlos para el futuro, tanto para el beneficio personal como organizacional.

Dicen que lo más importante no es saber de todo, si no, qué hacer son ese saber.

Marisol Castillo Vargas, Especialidad en Mentoring de Desarrollo, Manager de Desarrollo Organizacional en Inpact S.A.

Leer 103 times Modificado el Martes, 12 Septiembre 2017 16:32